¿Necesitas ayuda? Llámanos: 679 31 01 45 (Atendemos Whatsapp)

El próximo 25 de mayo entra en vigor la nueva normativa sobre protección de datos. Resulta obvio que estas modificaciones afectan a las páginas web y tiendas online y a sus contenidos y que por lo tanto, es importante adaptarlas para evitar sanciones y multas.

Aquí te proponemos una guía básica para poder actualizar tu página web a la nueva norma vigente y evitar quebraderos de cabeza.

¿Qué es la RGPD?

Las siglas RGPD corresponden a Reglamento de Protección de Datos y más específicamente, el Reglamento de Protección de Datos que entrarán en vigor en todos los estados miembro de la Unión Europea el próximo 25 de mayo.

Su objetivo es que todos los estados miembro de la unión se rijan por el mismo marco legal en materias de protección de datos y para ello, todos los estados deberán arrimar el hombro en la labor de uniformización que llevan a cabo los organismos de la UE.

Esta nueva normativa que se aplicará por transposición a todas las páginas web que recolectan, almacenan y hagan uso de datos personales de residentes en la UE, afecta directamente al contenido y a la forma de las páginas web; las cuales deben actualizarse dentro de los parámetros de la nueva ley.

Pasos a seguir a la hora de actualizar tu web

Las pautas a seguir a la hora de adaptar tu web a la RGPD son las siguientes:

  1. Utiliza la herramienta RGPD facilitada por la administración para registrar el tratamiento de datos. La Agencia Española de Protección de Datos sabrá que lo haces con el fin de adaptarte a los nuevos procedimientos.
  2. Otorga tu consentimiento de manera expresa para poder ceder tus datos personales. Deberás hacerlo a través de un acto afirmativo claro y no de manera tácita (como podías hacerlo cuando operaba la LOPD).
  3. Presta información de manera gradual y por capas a los usuarios que visiten tu página con el fin de tomar decisiones de manera posterior y resultante. Debes prestarles información clara e inequívoca.
  4. Se requiere un mayor cuidado a la hora de escoger proveedores. Esto significa que deben seleccionarse los proveedores dependiendo de su nivel de adaptación a la nueva normativa o a la Privacy Shield (en caso de residir en los Estados Unidos).
  5. Debes tener en cuenta los nuevos derechos que aparecen con la transposición del nuevo Reglamento de Protección de Datos. Estos derechos son el derecho al olvido, el derecho a la portabilidad y el derecho a la limitación del tratamiento.
  6. Teniendo en cuenta estos nuevos derechos, revisa todos tus contenidos y asegúrate de que facilitas este tipo de información, de que las identidades y datos personales no están expuestos sin ningún tipo de consentimiento expreso y de que los datos que proporcionan tiene una base y una justificación jurídica.
  7. Refuerza el consentimiento e incluye opciones para evidenciar que es expreso, inequívoco, verificable y específico.

Beneficios de tener la web actualizada con la normativa RGPD

Los beneficios principales que aportará la adaptación a tu negocio o a tu web son los dos siguientes:

  1. Te permitirá eludir multas y sanciones por incumplimiento de la normativa. Tener una web ilegal no es agradable para nadie y actualizando la tuya regularizarás tu situación y prescindirás de potenciales problemas o litigios. Esto os aportará a ti a tu web una tranquilidad y una estabilidad que a través de otras herramientas no conseguirías.
  2. Tendrás una web más respetuosa con los usuarios y con sus derechos. Esto mejora la imagen de cualquier empresa y hace que los clientes y usuarios confíen en tu web y en el contenido que publicas. Además, cuando los consentimientos y los derechos se expresan de manera clara e inequívoca, no cabe lugar a dudas a la hora de utilizar los datos de los usuarios y esto hace que no exista pretexto por el cuál no puedas valerte de ellos.

Deja un comentario

Cerrar menú

Suscríbete!

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

¡Enhorabuena! Te has suscrito correctamente-

Share This